miércoles, 14 de septiembre de 2016

Suicidio, el gran tabú

El suicidio es un tema tabú, algo de lo que nadie habla, y seguramente a mucha gente le sorprenderá que en España se suiciden alrededor de cuatro mil personas cada año. Cada dos horas y media una persona se suicida.

Las personas que se quitan la vida son el doble de las que mueren en accidentes de tráfico, sin olvidar que se sabe a ciencia cierta que una parte de esos mismos accidentes son también suicidios. Los hombres se quitan la vida tres veces más que las mujeres. En pleno siglo XXI, estos hechos se siguen silenciando y desde las administraciones no se toma medida alguna para intentar detener el goteo de muertes.


Mujer - Suicidio


Las familias de quienes se suicidan viven este hecho casi con vergüenza,  envueltas en un absoluto silencio y, sin duda, con un gran sentimiento de culpa. La religión siempre lo ha presentado como un pecado, una afrenta a Dios, que es el único con derecho a dar y quitar la vida. Aunque sea nuestra propia vida, parece que tampoco nos pertenece.

Los problemas y las presiones continuas, en ocasiones provocan que todos nuestros demonios interiores despierten, hasta el punto de querer dejar aparcada la vida. En ese momento todo deja de existir, el mundo y las personas se convierten en algo diminuto, en algo sin importancia, porque lo único importante es que se ha elegido la muerte antes que la vida.

El suicidio es la primera causa de muerte no natural en España. Aproximadamente cuatro mil personas se quitan la vida anualmente, unas cifras que desde hace 35 años no han dejado de aumentar. Sin embargo, no existe ningún plan de prevención que intente paliar esta situación.


Se suicidan más hombres que mujeres


Este dato resulta sorprendente, y es que se suicidan el triple de hombres que de mujeres. Esto parece responder en gran medida a la sociedad machista en la que vivimos, que lastima tanto a hombres como a mujeres. En este caso, los varones son los más perjudicados, ya que en general no están acostumbrados a compartir sus temores y problemas, ni a mostrarse vulnerables. Esto les lleva a acumular dentro de sí todos los conflictos, sin tener una vía de escape psicológicamente sana. Este hecho puede llevar a algunos hombres a tomar decisiones radicales que ya no tienen vuelta atrás.



Hombre - Suicidio

La manera de quitarse la vida también es distinta en mujeres y hombres. Las primeras suelen utilizar medicamentos, mientras los varones optan por precipitarse al vacío, algo donde la impulsividad juega un papel más relevante.


Factores de riesgo


Alguno de los factores de riesgo son que algún familiar se haya quitado la vida anteriormente, arrastrar traumas de la infancia, sufrir depresión, las malas relaciones familiares, el alcoholismo, la orientación sexual, el acoso escolar, la acumulación de problemas y los abusos sexuales.


Suicidio - Depresión

Cada día se suicidan más de diez personas en España, un número suficientemente preocupante para que de una vez por todas se tomen medidas a nivel estatal. Sin embargo, llama la atención que en la carrera de Psicología, ni siquiera se enseñe a los alumnos a detectar a las personas que tienen más probabilidades de adoptar conductas suicidas. Y es que como dice el psiquiatra Jerónimo Saiz: “Se trata de una realidad oculta; hay un estigma y no se toman las medidas necesarias”.

Beatriz Moragues - Derechos Reservados


2 comentarios:

  1. Vivimos en una sociedad que pretende maquillar muchos de los problemas fundamentales. El suicidio es uno de ellos. profundizar en el sentido de la vida es fundamental para afrontar la vida y también, la muerte.
    Interesante artículo. Saludos
    Rafa
    www.vivirysentir.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo contigo Rafa. Muchas gracias por dejar tu comentario. Un saludo.

      Eliminar